Ad Astra

Tuve muchos nombres que ya nadie recuerda

Ayer volví a ver El club de la lucha, hacía mucho que no la veía. De hecho, recuerdo que la primera vez que la vi no había leído nada de Palahniuk, que ahora es uno de los autores que recomiendo con frecuencia. Ver la película me recordó esta imagen que no hace mucho encontré por ahí y guardé en mi disco duro.

Fight Club 2.0

No es que me identifique con lo que dice, pero admito que es un patrón que veo mucho por ahí y me hace bastante gracia. Si crees que esta imagen va contigo, háztelo mirar, quizá haya algo de ésa mierda cantante y danzante del mundo.

Matthew Proctor:

The fundamental concept behind email blasts is flawed. The same features that make email blasts appealing, their scalability and their one-size-fits-all approach, are the same features that make them horribly ineffective and counterproductive if you’re trying to acquire genuine links.

Ahora cambien email blasts por «tuits programados a la hora del máximo impacto», y genuine links por «verdaderos seguidores/lectores/clientes/tu-eufemismo comprometidos». Piensen en como las herramientas que se impusieron en el post-2.0 lo hicieron porque permitían concentrar la atención y escalarla hasta emular los medios masivos tradicionales. Y habrán matado a otro gatito. O quizá no tenga nada que ver con todo esto y yo estoy conjeturando y la culpa sea de los mayas.

En cualquier caso, qué lejos se ve ahora el hackerismo de principios de siglo.

Raúl Hernández González ha escrito un prólogo para un libro megasocial sobre community managers, en su blog habla en estos términos:

Del libro en conjunto no respondo; ni tuve que ver en la selección de autores, ni en la configuración del índice, ni en el enfoque de los distintos temas, ni en la portada, ni en el título… en definitiva, más que un libro “colaborativo” es un libro “acumulativo” (por no tener, no tuve ni feedback respecto a mi aportación; aparece tal cual lo escribí…). Personalmente, el enfoque de título (“Quiero ser community manager”) y portada (una referencia a Supermán, abriéndose el traje y dejándo ver el CM que tiene debajo) no me gusta; transmite la sensación de inclinarse demasiado por el tono “vendemotos” que mencionaba al principio.

Ouch.