Ad Astra

Tuve muchos nombres que ya nadie recuerda

En Ars Technica:

The 2011 Nobel Prize in chemistry was awarded to Dan Schechtman for his discovery of quasicrystals, materials that do not have the regular lattice structure of crystalline solids. Schechtman produced quasicrystals in the laboratory in 1982, but until 2008 nobody had found a naturally occurring quasicrystal. Now researchers in Italy and the United States have examined the rock that contained these natural quasicrystals and determined it may actually be part of a meteorite.

En su día hablamos de la concesión de este premio Nobel en concreto, el asunto me sigue encandilando. Lástima que la foto no sea de ese cuasicristal que vino del espacio, sino de uno construido en el laboratorio. Es bonito, y si uno lo piensa bien, éste es el importante (el que significa que sabemos cómo fabricarlos cuando los necesitemos). Pero el ser sintético le hace carecer de glamour. ¿Cómo ser más exótico que un meteorito?

Cuasi cristal de laboratorio

Leo en Samoa moves to the other side of the world – and misses a day! | Naked Security:

As I write this, it’s 1pm on Friday 30 December 2011 in Sydney. It’s 2pm in Samoa, and 3pm in New Zealand. That sounds pretty convenient, considering that the majority of Samoan expatriates live in New Zealand and Australia, and that the three countries have strong business and sporting ties. Except that it’s only Thursday 29 December in Samoa. Back in 1892, Samoa did quite a bit of trade with Hawaii and California, so it made sense to decide to be twelve hours behind Greenwich, rather than 12 hours ahead. (Hawaii is UTC-10; California is UTC-8 or UTC-7.)

(…)

Simply put, there will be no Friday 30 December 2011 in Samoa.

Entiendo las prisas porque las fiestas navideñas acaben pronto, pero esto es llevarlo al extremo…

QuéDicertTío

Estas navidades no recibí ni un sms el día de nochevieja, no soy el único que lo ha notado. Recibí muchos mensajes en WhatsApp, incluso cadenas molestas de las que llevamos años huyendo en el e-mail (esas que prácticamente han desaparecido desde que la gente usa Facebook para hacer el chorras, ¡bien!).

Ante esto, una idea: las operadoras impusieron un estándard en el que todo era beneficio (el límite de caracteres es el que permitía cuadrar la conexión de los teléfonos con las antenas sin generar tráfico adicional, por eso fueron 160 caracteres) y que se cobraba a precio de oro. Evidentemente, son el amo del calabozo, pero me quedo con una idea que nos dará qué pensar tanto para lo bueno como para lo malo. Servicios tipo WhatsApp tienen

una velocidad de innovación que no van a tener los organismos de estandarización en telecomunicaciones en la vida

Por una parte eso significa innovación. Por otra, corralitos incompatibles y ausencia de estándares que ponen en beneficio el efecto red atándonos a redes y servicios centralizados y privativos.

He aquí un compromiso que hay que resolver: el anclaje de las operadoras incapaces de hacer algo novedoso (lo único que se les ocurre es ofrecerlo a bajo precio, no han ideado un sistema alternativo en 15 años), o el just works privativo que, además, sufren frecuentes vulnerabilidades.

No easy action.

Yo iba a cerrar la pestaña del hilo racionalista del que hablaba ayer en The road to wisdom, y me encontré esta cita de Sun Tzu:

Sun Tzu said it better; VI, ‘Weak Points and Strong’:

  1. Appear at points which the enemy must hasten to defend; march swiftly to places where you are not expected.
  2. An army may march great distances without distress, if it marches through country where the enemy is not.
  3. You can be sure of succeeding in your attacks if you only attack places which are undefended. You can ensure the safety of your defense if you only hold positions that cannot be attacked.
  4. Hence that general is skillful in attack whose opponent does not know what to defend; and he is skillful in defense whose opponent does not know what to attack.

Imposible no recordar a Lawrence de Arabia.