Adieu, Dilbert!

Sorpresa llegando a la sección de «tiras» de mi lector de feeds, me encuentro esto al ir a leer la de Dilbert (un habitual de este blog):

Dilbert readers – Please visit Dilbert.com to read this feature. Due to changes with our feeds, we are now making this RSS feed a link to Dilbert.com.

Leo muchos, muchos feeds. Y tengo sindicados aún más y me cuesta mucho ir medianamente al día de lo más importante, así que las probabilidades de que siga el enlace para leer esa tira en el sitio web de ellos son insignificantes, porque no me sobra el tiempo. Así que lo mejor que hago es borrar ese feed para no incorporar ruido en mi día a día.

Se perderán los enlaces ocasionales, pero de este movimiento deduzco que ya no les importan esos enlaces.

Libros de liderazgo

Dilbert sobre los libros de liderazgo humero tipo «tú también puedes ser Steve Jobs»:

Dilbert y los libros de liderazgo

Esa estúpida pretensión de querer convertir en norma la excepción ha originado un montón de literatura basura más cercana a la autoayuda sin sentido que a algo verdaderamente productivo.