Ad Astra

Tuve muchos nombres que ya nadie recuerda

Business Insider habría rechazado una oferta de compra por 100 millones de dólares (Fox via Gurúsblog). Podemos abrir el enésimo debate sobre si hay o no hay burbuja, o sobre si se valora igual a los medios nativos digitales o a los reconvertidos (por ejemplo, los periódicos tradicionales ahora digitales).

Podemos argumentar que yendo de farol la negativa intenta enviar una señal al mercado (yo valgo mucho más que esto), con vistas a elevar la valoración de próximas ofertas de adquisición.

Pero lo interesante es este último detalle sobre el fundador de Business Insider que comentan en Gurús blog:

Por cierto Henry Bodget, el fundador de Business Insider, era una analista de Merrill Lynch que en 2003 fue acusado de fraude por inflar sus valoraciones de compañías de internet. Sin posiblidad de poder ejercer su profesión, ha acabado buscándose la vida creando Business Insider.

Es imposible evitar el pensamiento de que alguien va a salir muy escaldado con estos últimos movimientos.

Leemos en Telegraph (via Pere)

From next year olive oil “presented at a restaurant table” must be in pre-packaged, factory bottles with a tamper-proof dispensing nozzle and labelling in line with EU industrial standards.

The use of classic, refillable glass jugs or glazed terracotta dipping bowls and the choice of a restaurateur to buy olive oil from a small artisan producer or family business will be outlawed.

En la que el lobby de grandes productores aplasta a los pequeños productores. Pasó con los lacteos y con los licores que se hacían en casa (en esas regiones que tenían tradición de tal cosa)… y el aceite de oliva mueve muchos millones como para que nadie intentara distorsionar (más aún) el mercado a su favor.

En unas horas, el post Ayúdame a cambiar de banco recibió ayer en Versvs 26 comentarios. La razón de publicar ese post era el cabreo con la cantidad enorme de comisiones que cobra mi actual banco (La Caixa, a donde llegué cuando adquirieron Banca Cívica) por casi cualquier cosa.

Cuando publiqué dicho post no había visto esta noticia que acabo de descubrir gracias a Fernando Tricas:

Una caja cobra 181€ a un vecino de l´Alfàs por hacer ´uso intensivo´ de su cuenta online

La Caixa estipula comisiones de 100 euros en adelante para los usuarios que se conecten más de cien veces al mes

Es urgente, si te perdiste el post de ayer con sus numerosos aportes, o sencillamente si estás harto de que tu banco te cobre comisiones por cosas sin sentido (como ésta del ejemplo) puedes pasar a informarte con los muchos comentarios con detalles sobre otras entidades que, según los propios clientes, te tratarán mejor.

Aquí una idea de negocio, y si alguien conoce algo similar a la venta o en sitios tipo Kickstarter que me avise, que yo la kickstarteo.

Hace frío, mucho frío estos días. Así que si trabajas tecleando todo el santo día, la mano se te queda pajarito. Y tecleas más lento, y cometes más erratas con lo que has de retroceder y el resultado es… que todo va más lento.

Solución: el teclado con calefacción incorporada. La calefacción se debe alimentar gracias a los mismos 5 voltios que ya salen del USB y, en el caso ideal, activarse/desactivarse a voluntad usando una tecla.

Ahora fabríquenlo, que yo lo compro. Incorporar un mecanismo idéntico para el ratón también parece buena idea.

Crear zonas francas en el centro de Madrid, parece buena idea, pero te das cuenta de que el concepto está tan limitado y devaluado que no servirá para casi nada. Pretenden dar exenciones fiscales y medidas de gracia a nuevos proyectos empresariales, pero con tanta limitación me temo que parecen más bien medidas de Grecia. Sería algo así: ¿Tiene grecias? Pues póngame dos. Sí, para tomar ahora, no las envuelva demasiado.

Sergey Glazunov es el nombre del #1 en el Security Hall of Fame de The Chromium Project. Chromium/Chrome/Google anunció hace un año un programa de recompensas por el que los descubridores de bugs serían premiados con una cantidad variable de entre unos cientos y varios miles de dólares por bug.

Sergey Glazunov ha obtenido, en el curso de un año, un total de 53.000 dólares reportando bugs para Chrome. No está sólo, Miaubiz y Aki Helin no se quedan cortos, pero sin duda es todo un profesional del asunto. Lo que no sé es porqué Google no lo ha contratado formalmente para que implemente seguridad en Chrome desde dentro, y no como cazarrecompensas.

La infografía con otros abonados a reportar bugs: