Excusas míticas: el perro se comió mis apuntes

Siempre Dilbert:

O el virus se tragó mi e-mail. O algo. Quizá querrías buscar una defensa que sea menos verificable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.