Free Beer, free as in free speech

Interesante proyecto esta receta de cerveza libre con la que, paradójicamente, encontramos que:

FREE BEER is a beer which is free in the sense of freedom, not in the sense of free beer.

¿Qué pensará Stallman de semejante galimatías?

Free Beer

Editaron un libro que se puede uno bajar libremente en PDF o comprar en papel. En todo esto sólo hecho de menos que no fueran más valientes con la licencia, escogiendo algo como FDL, que es equivalente en la práctica a atribución-compartir igual de CC, que es lo que escogieron, pero tiene un trasfondo completamente opuesto). O quizá podían, incluso, haber optado por el dominio público; ya digo, es lo único que no me ha gustado de algo que, por lo demás, parece un planazo.

5 comentarios

  1. ¡Que bueno!. Hay una transcripción de una conversación con RMS sobre el tema en el capítulo 5 del libro.

    ¿Por que CC BY-SA tiene un transfondo completamente opuesto?. Para esta licencia en concreto no le veo diferencia con el dominio público. Y la FSF la apoya.

    • Intentaré ser conciso, a ver si consigo no aburrirte :)

      En el principio… estaba el «All rights revoked», todos los derechos revocados o derogados (a preferir), una negación total de la propiedad intelectual per se. Me cito a mí mismo:

      mientras la licencia GNU persigue el ideal de libertad renunciando a todos los derechos (ojo, que el término Copyleft iba acompañado en su primer uso con el epígrafe «renunciados todos los derechos»), Creative Commons persigue otorgar el control a los autores.

      Y en ese dar el control quitamos un rey para poner miles de ellos. Hoy, durante el almuerzo, hablábamos el tema y se me ocurría que Creative Commons al transmitir la idea de que cualquiera puede restringir el uso, circulación y reciclaje de obras e ideas ha infiltrado a la sociedad digital. De esta forma, la sociedad digital que necesita una reforma que acomode la ley a la técnica (la restricción de copia hace ya mucho que genera más problemas que soluciones en un mundo donde todo necesita estar cacheado en muchas computadoras diferentes) se encuentra la oposición de multitud de personas se convierten en swarming y actúan, haciendo suya la tragedia de los comunes, impidiendo en la práctica la reutilización de creación alguna. (Ya vimos que el 70% de las obras CC no son libres.)

      Es por eso, por el lóbrego y farragoso panorama de licencias (muchas imcompatibles entre sí, aunque exactamente la By-sa y la FDL sí sean compatibles) que en su día aposté por la [[devolución]] al dominio público. Por simplicidad (lo cual nos permite concentrarnos en lo que queremos hacer: escribir, componer, comunicar) y porque en mis años de cafeterías universitarias aprendí que «jugador de chicas, perdedor de mus». Apostar por el devolucionismo es apostar por la mayor, y ya veremos qué conseguimos realmente :)

      Hay mucho trabajo por delante. La realidad (ese 70% del que hablábamos antes) nos muetra que difusión queremos todos, pero la libertad de las obras para que sean modificadas y versioneadas (¡en ocasiones incluso mejoradas!) no parece ser un objetivo mayoritario (aunque cada vez más gentes se acojan a ello). Es lo que yo suelo caracterizar con mi famoso (y no por ello divertido) chiste: «Todos quieren ser Ramoncín, pero la mayoría no lo sabe». Pura disonancia cognitiva :D

      • Ya veo, CC refuerza la idea de que se puede restringir a los demás la difusión de ideas.

        Quiero pensar que Lessig lo ve más como algo transitorio, abrir una vía menos radical y por lo tanto más pragmática a corto plazo para que los creadores vean el potencial de liberar sus obras, una forma de que vaya calando en la sociedad. Pero claro, según comentas en ese camino se pueden quedar muchas obras secuestradas y se puede desperdiciar mucho dinero y energías.

        Agradecido por sus aclaraciones :)

        • Lo cachondo es que cuando lees a Lessig, no terminas de comprender su conclusión. Es decir, su estructura de razonamiento llevaría al abolicionismo de la propiedad intelectual puro y duro. Pero, como si en el último segundo, se arrepintiera. O, como si fuera un enano infiltrado para colarsela al sistema sin que le llamen comunista.

Responder a versvs Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.