Ad Astra

Tuve muchos nombres que ya nadie recuerda


[At the Drive-in – One Armed Scissor]

I write to remember termina esta canción justo después de contarnos que «i’m a million miles away, will you get this letter?». Hubo días en que pensé que me encontraba a dos océnaos de distancia, sin embargo no es cierto: se puede estar más lejos, tanto como a muchos millones de kilómetros, de personas que, aparentemente, están a apenas unos minutos del rinconcito del planeta desde el que escribo estas líneas. Quizá por eso se pierden los códigos que hilan la comunicación y la hacen descifrable. Quizá por esa indescifrabilidad tampoco da la menor pena que no haya nada de qué hablar ante las divergencias que vienen.

Cantat lo hizo mal, pero si un sistema penal prevé la reinserción no vale condenar al ostracismo a alguien ya bastante roto, prohibiéndole cantar de por vida. O quizá sí, quizá el viento debería llevar a Noir Désir más allá de unas fronteras nacionales y todo silencio impuesto legalmente que se traduzca en silencio real debería estarles bien empleado por someterse, en un mundo global, al arbitrio de un tribunal excesivo; aunque quizá no sea tan sencillo burlar esa realidad.