El espíritu del vino

Todo son críticas a Bunbury, uno de esos personajes a los que uno no para de encontrar aspectos con los que ensañarse, hasta que uno desempolva El espíritu del vino (pasa cada tanto) y siente una suerte de vergüenza torera que le obliga a dejar las críticas de lado, un rato al menos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.