Realidades psicotrópicas kitsch

180: Alan García: muerte de Bin Laden, milagro de Juan Pablo II

El presidente peruano Alan García dijo este lunes que el primer milagro de Juan Pablo II, beatificado el domingo en Roma, ha sido «llevarse del mundo a la encarnación del mal», Osama bin Laden, líder de Al Qaida.

Imagino que la noticia completa es que el milagro fue obrado por Wojtila a petición de Cristina con K, que se lo pidió con dignidad desde la abadía de Westminster. Vamos, por condensar en un único chiste la actualidad estupefaciente de la semana.

Dicho esto, me parece una obscenidad la alegría desbordante, las bocas tan abiertas, los brazos tan elevados, los puños tan cerrados, que por la muerte de Bin Laden hemos podido ver en los periódicos de hoy. Es obsceno celebrar así la muerte de nadie, siquiera la de un personaje como éste. Se celebra a los supervivientes, se celebra el regreso de la gente querida. Lo demás es barbarie.

2 comentarios

  1. Muy cierto. Al enemigo caido se le respeta.
    El odio y el desprecio aún despues de muerto es una forma de hacer inmortal a Bin Laden.
    La falta de una emotividad social sana conduce a estos esperpentos, estos estallidos de satisfacción por la muerte de un hombre…

    Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.