Ad Astra

Decían los latinos que a veces se llegaba a las estrellas por el camino más duro o, en sus palabras, ad astra per aspera. Nosotros, sin embargo, llegaremos dando tumbos. Y quizá no con palabras, sino con nuestra mente.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.