Ad Astra

Tuve muchos nombres que ya nadie recuerda

Respondiendo a Isabel en un post de Bianka he recordado una frase atribuida a Voltaire que ya colgué en otra parte hace más de un lustro («no hay verdad que no haya sido perseguida al nacer») pero que esta mañana he versioneado sin querer (de verdad la recordaba como la escribí). Esta frase me ha llevado instantáneamente de regreso a la harto provechosa conversación sobre financiación colectiva y a contemplar los gritos de odio que el establishment dedica a estos nuevos modelos de financiación, con la única intención de desacreditar a un modelo de negocio superior, como la señal de que esto va en serio. Delfos no habría mandado una señal más clara: no hay revolución que no haya sido perseguida al nacer.

Mis queridos amigos del Túmulo, que levantaron la persiana hace casi 4 años cuando toda la manada gritaba «noooo», estrenan nuevo local. Más grande, más luminoso. Se echará de menos el viejo túmulo, sin duda, pero en el nuevo seguro que caben más mesas para warhammer. Al nuevo local le echaron el ojo estas navidades, cuando volviámos de comer con ellos (y con Juampe!), lo cual me alegra porque no puedo verlos tanto como sería deseable y esta pequeña casualidad hace que la noticia (buenísima en sí misma) me arranque una sonrisa siquiera un pelín más amplia.

A alguien le quedan dudas de que son la gran referencia malagueña sobre Magic y Warhammer?

Interesante:

disclosure rules affecting publicly traded companies may force Facebook to reveal privacy-related investigations that it otherwise might have kept secret.

Facebook won’t face any new regulations or government oversight specifically related to privacy, according to the experts who spoke to Ars. But in the cases of inquiries from the Federal Trade Commission or attorneys general, investigations that might otherwise remain private would become public because Facebook will be forced to disclose events that could have a material impact on earnings.

Como dice el refrán: a toda OPV le llega su patada en los cojones.

Reconozco que no es de mis canciones preferidas de REM (de hecho ni siquiera está entre las que más me gustan), pero hoy me acordé de ella. Estuve tentado de poner una canción del maravilloso vivalaguerra de Standstill, y como soy un débil, no me resisto a la tentación. Ahí va: 1, 2, 3, … Sol.

A través de tu risa la vida me pide perdón.